La preparación de Té Frio

En verano, no hay nada más bueno, refrescante saludable y energizante que un buen té frío.

El mejor método para obtener un té frío, consiste en infusionar el té en agua fría. En cuando las hojas se humedecen, sus componentes (aromas, taninos, teína…) empiezan a desarrollarse en el agua.

Esta forma de consumir el té, le conserva todas sus vitaminas, ya que el té, tiene mucha vitamina C (150 a 300 mg por 100gr. de hojas de té) y también vitaminas del grupo B, E y K!
La cantidad idónea de té es de 2 gr. (una cucharilla de té) por 100ml de agua.
El tiempo de infusión depende del tipo de té utilizado.

Té verde Té Oolong Té Rojo Té Negro Té Blanco Rooibos
30 minutos 1 hora 1 hora 1 hora 2 horas 4 horas

Té verde frio

La infusión se puede endulzar en cualquier momento de su preparación utilizando estevia, panela, miel, sirope de agave, etc
Una vez alcanzado el tiempo de infusión, retirar las hojas de té para evitar que el té sea demasiado fuerte o amargo.
Con el tiempo, seguramente se harán aficionados del té frío, ya que es después del agua la bebida más consumida en el mundo.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *