Pan ecológico de Masa Madre

En ViuLògic tenemos pan 100% ecológico de Masa Madre,

elaborado únicamente con levadura madre.

És pan de verdad, ¡como el de antes!

Sin levaduras añadidas, sin gluten añadido, ni potenciadores ni nada de nada.

Solo agua, harina, sal y levadura madre.

Pa ecològic massa mare

La masa madre ayuda a la digestión y a la absorción de los nutrientes del pan.

Aporta una energia más estable y duradera.

Ideal para dietas bajas en azucar y deportistas.

La levadura madre disminuye el gluten y lo hace más asimilable.

Nuestro pandero, és Niko Hristov de Sabadell, un apasionado del pan y la vida saludable.

Utiliza el auténtico proceso natural de formación, fermentación  i cocción.

Tenim pa de blat, espelta integral, sègol integral i fajol, en formats de 1kg.

Pan de trigo 1kg         

Pan de espelta 1kg     

Pan de centeno 1kg       

Pa de trigo sarraceno 1kg             

Lo puedes comprar online aquí

o también lo puedes encargar por whatsapp (649858381), correo electrónico o junto con la cesta de verduras

(Lunes para el miércoles o miércoles para el viernes.)

——————

Recomendaciones de Nikolay

Como conservar el pan de masa madre?

De más aconsejable a menos aconsejable,

para que dure una semana en perfectas condiciones.

1.       Sin bolsa, en un cajón de madera. ¡Genial!

2.       En una bolsa de plástico a la nevera. La bolsa ayuda a conservar la humedad. Cuando se quiere consumir, se corta y se pasa por una tostadora. ¡Queda perfecto!

3.       Congelado cortado en rebanadas, en bolsa de plástico. Se pueden poner las rebanadas congeladas directamente en la tostadora. Bién.

4.       Congelado cortado en rebanadas, en bolsa de papel. Se vuelve blanco y pierde sabor y imagen.

5.       En bolsa de tela o de papel a temperatura ambiente. Se seca en 4 días, se hace duro y costará de cortar.

6.       En bolsa de plástico a temperatura ambiente. Hay que evitar contaminación al tocarlo porque puede florecer.

Dicho esto, os diré que la última opción es la más utilizada y funciona! Pero ahora, si algún día se te florece, sabrás el porqué.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *